He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

Mercedes G63 AMG 6x6 Mansory. Descabellado...

¿Te parece poca cosa el Mercedes G63 AMG 6x6? Pues Mansory tiene la solución para ti y para todos aquellos que vean 'poca cosa' en el brutal Clase G de seis ruedas


 
 
Hace dos años, Mercedes presentó un modelo cuyo único objetivo era ser extravagante, un juguete más para los jeques árabes del que fabricaron apenas unas 100 unidades hasta hace muy poco, que se detuvo la producción. Sabéis de que coche hablo, del Mercedes G63 AMG 6x6. Un mastodonte de 3.774 kg, seis ruedas y tracción total cuya existencia solo tiene sentido para los amantes del exceso. 

Amantes del exceso como el preparador Mansory, que siempre que trabaja sobre algo suele perder un poco el norte y además, el gusto estético de sus creaciones suele ser un poco discutido. Discutido porque son exagerados, son excéntricos y son horteras, aunque parece ser que con el Mercedes G63 AMG 6x6 se han cortado un poco; ya es exagerado de por si, exagerarlo más quizá termine por cargarse el modelo, ¿no? Y no es la primera vez que Masory le mete mano al '6x6', ya lanzaron otro trabajo sobre le modelo aunque siempre y cuando no se pasen de la raya, merece la pena hacerse eco de la noticia. 

 
Para la ocasión, Mansory ha creado un pequeño kit para la carrocería con diversos elementos de fibra de carbono como el capó, que además es de nuevo diseño, la calandra, la carcasa de los espejos, el paragolpes trasero, embellecedores para los faros o una visera sobre el parabrisas frontal con cuatro faros supletorios. Los pasos de rueda también se ha fabricado usando fibra de carbono e incluso los tiradores de las puertos se han fabricado en ese material. 

Por norma general, cuando se usa la fibra de carbono para algún componente se busca aligerar el conjunto, aunque el Mercedes G63 AMG 6x6 sigue pensando más de 3.700 kg, lo que además le obliga a mantener la velocidad limitada a 160 km/h y le lleva a gastar entre 18 y 20 litros de media en conducción normal, aunque siendo un coche cuyo destino está en los Emiratos Árabes, eso pasa a un segundo plano.

 
De serie, esta monstruosidad tiene 536 CV y 758 Nm extraídos del conocido V8 de 5,5 litros biturbo de Mercedes-AMG, que tras pasar por los talleres de Mansory pasa a ofrecer 840 CV y 1.000 Nm. Son muchos caballos y mucho par, pero sigue limitado a 160 km/h. Eso sí, las dunas las tiene que sortear como si fuera sobre llano y esos 160 km/h los tiene que alcanzar en poco más de 10 segundos, pues los 100 los coge en 6 segundos... 

El resto del coche sigue intacto, con la distancia al suelo de 460 milímetros y una capacidad de carga de 650 kg.

Javi Martín