He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

TOYOTA anuncia una acción preventiva en el RAV.

Solo algunas unidades para la comprobación de ajuste de la suspensión trasera.

En unidades que hayan realizado una operación de alineación de las ruedas traseras en un taller, se ha detectado la posibilidad de que el brazo de la suspensión no hubiera sido correctamente ajustado.

Esta situación estaría únicamente asociada a una operación de alineado de las ruedas traseras realizada con posterioridad a la fabricación del vehículo, y es ajena al diseño y fabricación del vehículo y de sus componentes.

“En línea con nuestro compromiso de Tolerancia Cero y Total Transparencia, hemos tomado la decisión de realizar una acción preventiva con los modelos RAV4, Avensis y Auris para comprobar la suspensión trasera. Esta medida preventiva se realiza para la tranquilidad y seguridad de nuestros Clientes”, ha comentado Jacques Pieraerts, Presidente de TOYOTA ESPAÑA.

Hasta la fecha no se ha registrado de ningún accidente consecuencia de esta situación.

En España, los modelos implicados son 28.150 unidades de RAV4 fabricados entre noviembre 2005 y agosto 2010; 10.030 unidades del modelo Avensis fabricados entre noviembre 2008 y enero 2011; y 1.170 unidades de Auris fabricados entre febrero 2007 y marzo 2011.

TOYOTA ESPAÑA procederá a contactar con los Clientes en el menor plazo posible. La realización de esta comprobación conllevará un tiempo estimado de 30 minutos y estará totalmente exenta de costes para los Clientes.

TOYOTA ESPAÑA recomienda a aquellos Clientes que deseen ampliar la información, que contacten con el Centro de Atención al Cliente de TOYOTA ESPAÑA en el teléfono 902337000.
 
TEXTO: NOTA DE PRENSA DE TOYOTA ESPAÑA
IMÁGENES: Archivo.