He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

¿QUÉ HACER EN CASO DE UN REVENTÓN?

El 99,99% de los reventones se pueden evitar con revisiones periódicas. Ramón Soto de subaria.com nos lo cuenta.

Creo que es una de las cosas que más pienso últimamente, no me preguntéis por qué (“¿Por qué?”). Un reventón en un neumático es algo que no suele pasar, al menos en los tiempos modernos, pero eso no quiere decir que sea imposible que nos pase. Depende de muchos factores, pero si cuidamos nuestros neumáticos y comprobamos periódicamente las presiones no debería haber mayores problemas.

Pero, ¿qué pasa si vamos tranquilamente conduciendo y, por el motivo que sea y sin venir a cuento, revienta un neumático? Antes de aclarar los consejos más efectivos a la hora de enfrentarse a un reventón, diremos que no es habitual que el reventón signifique una explosión, como seguro que muchos recordáis de carreras de Fórmula 1, o incluso de motos. Un reventón significa que en pocos segundos pasamos de un neumático con presión a un neumático deshinchado, y la mayor parte de las veces no es inmediato.

Consejos básicos a seguir cuando sufrimos un reventón.
Un reventón lo detectamos fácilmente porque lo más probable es que oigamos el sonido que produce e inmediatamente empecemos a notar extraños en la dirección, percibiremos que el coche tira en determinada dirección. Dependerá un poco de qué neumático y dónde está, y también si el vehículo es tracción trasera, delantera o total. De todas maneras estos consejos son básicos, sobre todo esperando que nunca te ocurra y que si lo hace, que sea a bajas velocidades.

Lo primero y clave es no ponerse nerviosos. Como conductores debemos reaccionar asimilando la información y rápidamente observando el entorno mientras sujetamos con firmeza pero sin rigidez la dirección del coche. En ninguna situación de peligro o imprevisto hay que actuar con brusquedad, nunca, siempre suavemente pensando que el coche necesita ser tratado con cariño.

Además de mantener la calma y la dirección, suavemente dejaremos de acelerar, simplemente intentaremos perder velocidad sin que el coche varíe brúscamente el centro de gravedad o el reparto de masas. Recuerda que tienes tres neumáticos útiles ahora. Un frenazo brusco “amorra” el coche, y si el reventón es delante podemos tener problemas.

Se puede apoyar la reducción con el freno, pero siempre que sea suave, como acabamos de comentar. Lo ideal es tratar de salir de la vía, por ejemplo al arcén derecho de la autovía, pero lo más importante es no poner en peligro a los demás, ni a nosotros. El mejor caso es que nos pille en el carril derecho ya, y tanto mejor si es a baja velocidad.

Nunca se puede prevenir cuándo un reventón por un defecto de montaje o defecto de fábrica puede producirse. Pero sí se pueden prevenir el 99,99% de los reventones con la revisión periódica de los neumáticos en los talleres oficiales. Es algo que si nos pasa, nos puede salir más caro que esas pequeñas revisiones periódicas.
 
 
Texto: Ramon Soto.
Fotos: Subaru http://subaria.com
Dudas, consultas y opiniones: http://foros.el4x4.com