He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

SUPERPRUEBA MITSUBISHI L200 T1.2 YOSPORT-PASCUAL

                                

 

El nuevo vehículo de competición con el que Manolo Plaza afrontará el próximo Dakar es el Mitsubishi L200, un vehiculo pick up con una acertada preparación para disputar este tipo de pruebas.

                                 

Las características del vehículo cabecera del equipo Yosport Pascual son las siguientes:

 

Ø      Cilindrada 3200 c.c. del Motor del Montero DID.

Ø      Inyección mejorada mediante centralita e inyectores Rallyart.

Ø      Situación central-delantera del motor, logrando así una mejor distribución de pesos.

Ø      La nueva ubicación de los apartados mecánicos han obligado a rediseñar el salpicadero del vehículo  y acoplarlo en su nueva ubicación, el mismo trato ha necesitado la torre de la dirección y el pedalier.

                          

Ø      Radiador e intecooler rediseñados al nuevo espacio de modo artesanal por Plaza Competición.

Ø      La potencia del conjunto alcanza los 230 cv.

Ø      El equipo amortiguador esta conformado por 8 efectivos amortiguadores Öhlins. Anclajes y configuración realizados por Plaza Competición.

                           

Ø      La carrocería en su conjunto esta realizada en fibra con el objetivo de aligerar al máximo el peso del conjunto.

Ø      Los trapecios de la dirección también han sido ejecutados de modo artesanal por el eficiente equipo técnico de Plaza Competición.

Ø      La seguridad del habitáculo la garantizan las barras antivuelco diseñadas y realizadas por los especialistas de Plaza con homologación FIA.

                         

Ø      La batería en marcha de esta bestia se encuentra ubicada dentro del habitáculo interior de la L200.

Ø      El Depósito de gran capacidad cumple con las estrictas normativas de competición y se encuentra ubicado en la parte central del conjunto con la intención de centrar las masas y hacer más estable el vehículo.

Ø      Las llantas están confiadas a la marca Perfomance de Magnesio

Ø      Finalmente la protección de los bajos esta confiada a una robusta plancha de Duraluminio que además de proteger hace  de “patín” en las “panzadas” de arena.

                               

Una vez entrados en los antecedentes del vehículo pasamos a la acción, para comprobar  acertado de las modificaciones y lo equilibrado del conjunto

 

La primera impresión al montar en la L200 es comodidad, pues el espacio vital es muy adecuado, así como la altura y posición de la baqueta. El único pero, es que la posición elevada de los ocupantes, junto con el parasol de la luna delantera, hacen que al abordar grandes pendientes como afrontar una duna debamos agacharnos para ver lo que nos depara la orografía del terreno. Suponemos que esta maniobra, con el sistema de seguridad “Hans”  puesto debe de ser cuanto menos costosa.

                               

Una vez en marcha el conjunto se muestra estable y noble, no da la impresión de rodar a la velocidad que lo hace, en gran parte el eficaz trabajo de las suspensiones, y aunque nosotros no somos capaces de hilar tan fino, según el experto Manolo Plaza les falta ciertos “toques” de calibración. Si bien es cierto en pasos  a gran velocidad sobre obstáculos de tamaño considerable y pronunciado, el vuelo del vehiculo y su aterrizaje son casi impecables de no ser por la tendencia a “picar de morro”, debido seguramente a la falta de “afinar” la amortiguación. Sin embargo en los vuelos donde el tren trasero no transmite este ligero rebote la Mitsubishi se muestra muy noble y aterriza casi simultáneamente con las cuatro ruedas, o esa es la impresión que en el interior nos transmite. En varias ocasiones hicimos “topes” de suspensión, pero el nuevo sistema progresivo de öhlins se mostró impecable, necesitando de ver las muestras que se colocaron en los vástagos de los amortiguadores para corroborar dichos topes.

                                

El motor del Montero DID mueve el conjunto con gran facilidad, pero lo realmente acertado de este es la entrega de par desde muy abajo, permitiendo al piloto aprovechar gran parte del régimen de vueltas para rodar a su gusto y sin necesidad de actuar en demasía sobre el cambio.

 

Realmente nos impresiono lo deprisa que puede rodarse con este vehículo, sin apenas dar la impresión de hacerlo. Si a lo acertado del conjunto le sumamos las expertas manos de Plaza el resultado es que nos parece estar flotando sobre las irregularidades del terreno y tragándonos como si nada todos los obstáculos que se ponen en nuestro camino.

                              

Sin duda auguramos grandes actuaciones de este equipo en las diferentes competiciones a las que se presente.

 

Eduardo Sanz

David Nadal

info@masiapelarda.com

Fuente:

Chechu 4x4
 info@chechu4x4.com
www.chechu4x4.com

 
SOLICITE INFORMACIÓN SOBRE ESTE ARTÍCULO
              NOMBRE :            EMAIL :    
              TELÉFONO :
              COMENTARIO :